SIDPRO-BAC CAPTURA A UNA ORGANIZACIÓN DE “TARJETEROS”

La Policía Nacional del Ecuador a través de la Dirección Nacional de la Policía Judicial e Investigaciones y la Subdirección Nacional de Investigaciones Contra el Delito de Derecho a la Propiedad (Sidpro-Bac), mientras realizaba técnicas de investigación enfocadas a la reducción del delito de robo a personas, el 3 de julio de 2020 ejecutó la operación policial “MERCURIO 112”, logrando la desarticulación de un grupo delictivo conformado por tres ciudadanos ecuatorianos, quienes se dedican al delito de robo a personas mediante la modalidad de “tarjeteros”.

Con base en denuncias presentadas por parte de la ciudadanía, el equipo de campo procedió a realizar levantamiento de información orientada a la desarticulación de estructuras delictivas dedicadas al robo a personas, logrando ubicar sobre la Av. 6 de Diciembre y El Inca, a tres ciudadanos que se movilizaban de una manera inusual en un vehículo y que habrían acudido a un cajero automático del sector con varias tarjetas bancarias pertenecientes a diferentes personas, terminales móviles y dinero en efectivo del cual no supieron justificar su procedencia legal.

En el lugar se hizo presente un ciudadano manifestando ser dueño de una de las tarjetas de las cuales habrían retirado dinero, identificando a los mismos como los responsables de la sustracción de sus documentos personales, dando lugar al procedimiento legal correspondiente:

Aprehendidos:

1.-       T. CHRISTIAN, registra 03 detenciones: 02 por existencia del delito y 01 por estafa.

2.-       R. JORGE, registra 08 detenciones anteriores: 03 por asociación ilícita, 01 por tentativa de asesinato, 02 por estafa y 02 por existencia del delito

3.-       Q. LUIS, registra 05 detenciones anteriores: 01 por robo sistemático, 01 por tráfico ilícito y 03 por robo.

Indicios:

–           04 teléfonos celulares de diferentes marcas

–         1.084 dólares en efectivo

–          01 vehículo

–           04 tarjetas de débito de diferentes instituciones bancarias

Los aprehendidos son trasladados hasta la Unidad de Flagrancia para ser puestos a órdenes de la autoridad competente y los indicios ingresados a las bodegas de la Policía Judicial.